Los recursos pesqueros

Comparte este artículo con tus amigos:

El agotamiento de las pesquerías amenaza las poblaciones de peces

La sobrepesca ha llevado a la proporción de especies en peligro o agotadas desde aproximadamente 10% en años 1970 24% en 2003. Para detener esta tendencia, se crearía una red global de áreas protegidas que cubran al 20 30% de la superficie del mar.
Pesca en el mar comienza a amenazar seriamente la biodiversidad marina. Una proporción significativa de las poblaciones de peces y especies que ahora están sobreexplotadas o en peligro. Esta es la principal conclusión del informe bienal de la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO), que acaba de ser publicado en Roma.
Este documento, que es la referencia mundial para la evaluación de las poblaciones de peces y la situación de la pesca, confirma el estancamiento del volumen de peces capturados en el mar: en 2003, alcanzó 81 millones de toneladas (Mt), una nivel equivalente al de 1998 (80 Mt) pero mucho más bajo que el "pico" de 2000 (87 Mt). Más en serio, el informe hace hincapié en que no hay margen de expansión y que "a pesar de las diferencias locales, se ha aprovechado plenamente el potencial mundial de la pesca marina de captura, imponer para restablecer las existencias agotadas y evitar la disminución de los que son explotados al máximo, o casi al máximo, de su potencial ".
De hecho, desde la 1975, la pesquería ha experimentado una inversión de la situación de las grandes especies de peces: "La proporción de poblaciones con potencial de expansión ha disminuido constantemente" (alrededor de 24% del total), mientras que las poblaciones sobreexplotadas o agotadas han pasado de aproximadamente 10% en años 1970 a 24% en 2003. De las diez especies más capturadas, siete se consideran explotadas o sobreexplotadas: anchoas peruanas, jurel chileno, sitio de Alaska, anchoa japonesa, bacaladilla, capelán, arenque atlántico.

red de áreas protegidas

La situación varía según el área de pesca. El Pacífico está menos afectado que el Atlántico o el Mediterráneo, que son, para las principales especies, plenamente explotados o sobreexplotados. Pero esto no cambia la conclusión general del informe de la FAO. En doce de las 16 regiones seleccionadas por la organización internacional, "se ha alcanzado el máximo potencial de las pesquerías y se requiere una gestión más cautelosa y restrictiva".
Los factores climáticos no deben cambiar la situación. Sabemos que pueden dar lugar a variaciones repentinas -en una dirección u otra- en algunas poblaciones muy importantes, sobre todo la anchoa y la sardina. Sin embargo, en caso de sobreexplotación, y por lo tanto de poblaciones frágiles, "los efectos del clima en la pesca se exacerban, ya que las poblaciones de peces y las actividades que dependen de ellas se vuelven más vulnerables a la dinámica natural del medio ambiente".
Una preocupación particular es el pez de aguas profundas, cuya explotación se ha incrementado significativamente en los últimos diez años, mientras que el conocimiento de la biología de las existencias disponibles y el centro de la diversidad son todavía muy deficientes.
El reloj anaranjado, oreos, alfonsino rojo, bromados y brosmio, bacalao antártico y otros moridées bacalao son, pues, toda la más amenazada que se captura en el mar abierto, donde no existe un régimen legal no puede controlar sus operaciones.
Para proteger la biodiversidad marina, sino también para permitir que las poblaciones de especies capturadas para recuperar, una condición necesaria para la pesca sostenible, los ecologistas se reunieron en el último Congreso Mundial de Parques (WPC), celebrada en Durban en julio 2003, recomendó el establecimiento, por 2012, una red global de áreas marinas protegidas, para limitar o prohibir la pesca a nivel local y las actividades ambientales agresivas. Su recomendación: hacer estas áreas abarcan un total 20 30% a% en el calentamiento superficial del mar. Ya sea a veces 40 60 la actual red de áreas marinas protegidas.

"Guardianes de los Mares"

¿Es este objetivo realista desde el punto de vista económico? ¿Cuánto costaría el establecimiento y mantenimiento de una red de este tipo?
En un reciente estudio (PNAS junio del 29 2004), un equipo dirigido por Andrew Inglés Balmford, investigador del Departamento de Zoología de la Universidad de Cambridge, intentó estimar el costo de la creación de redes globales de áreas protegida extensión y variables.
A partir del análisis de las áreas marinas protegidas actuales, los investigadores identificaron por primera vez los principales factores que determinan el coste de la protección por unidad de área protegida, tomando de la costa y el índice de cuenta de su distancia el desarrollo económico local. Durante esta área es pequeña, cerca de la costa y dependiente de un país rico, y el costo de la protección por kilómetro cuadrado es alta.
Los investigadores también calcularon los costos de proteger 20 30% de% de área de los mares del mundo en condiciones favorables y realista coalescencia de las áreas protegidas. Resultado: 5,4 7 a miles de millones de dólares por año son significativamente más bajos que en 15 30 millones de dólares anuales utilizados para subvencionar la pesca. Y la protección de 20 30% de% de área de los mares del mundo debe crear 830 000 1,1 al millón de puestos de trabajo a tiempo completo.
Un millón de "guardias marinas" se enfrentan a tres o cuatro millones de pescadores amenazados si 30% en la superficie de los océanos están prohibidos de pescar. "Hay que tener en cuenta que, sin medidas de protección, la gran mayoría de los actuales 12 a 15 millones de pescadores serán privados de trabajo en la próxima década", dice Andrew Balmford.
Estos resultados muestran que la preservación de los ecosistemas marinos y las sociedades que explotan requiere el establecimiento de áreas protegidas no prohibidos de acceso, lo que permite el desarrollo de actividades sostenibles en el mar, como el ecoturismo y mantenimiento de la costa. Tales actividades económicas alternativas permitirían una conversión de una buena parte de los pescadores de todos los países.

El límite de metros 1 000 en el Mediterráneo

La pesca en aguas profundas más allá de metros 1 000 no debe ser desarrollado en el Mediterráneo, en virtud de una decisión adoptada a finales de febrero en Roma por la Comisión General de Pesca del Mediterráneo (CGPM), un organismo intergubernamental. Esta decisión, que debe entrar en vigor en cuatro meses, si los miembros han formulado ninguna objeción se basa en un estudio de la biodiversidad y la pesca llevada a cabo por la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN) y el Fondo Mundial para la Naturaleza la naturaleza (WWF), que dio la bienvenida a este progreso.
"Esta es una medida importante, la primera en el mundo en este género. Este es un paso significativo hacia una pesca sostenible en el Mediterráneo ", dice François Simard, coordinador del Programa Marino Mundial de la UICN. La exclusión del arrastre de fondo más allá de los contadores 1 000 debería proteger, en particular, a los juveniles de camarón que encuentran allí sus viveros. Para la UICN, se trata de una medida cautelar de conformidad con el Convenio sobre la Diversidad Biológica.

los comentarios de Facebook

Dejar un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *